Tod@s buscamos la felicidad :)

Hola a tod@s l@s que seguís este blog.

Después de mucho tiempo sin escribir quisiera anotar algo interesante que me ha pasado y que creo que puede ayudar a entender un poco más cómo somos las personas.

Hace 5 meses aterricé en las heladas tierras de Laponia en Finlandia para realizar mi erasmus y descubrí un mundo casi desconocido del todo para mí. Tuve miedo días antes de llegar allí porque mis habilidades sociales a veces brillan por su ausencia y no sabía yo si con lo que me había costado aprender lo más básico de las relaciones sociales aquí en España iba yo a ser capaz de sobrevivir en un mundo donde para colmo estaba a -20º y era prácticamente de noche todo el día.

Efectivamente mis primeros tropiezos a la hora de conocer a la gente fueron inevitables. Pero quién es perfecto? nadie. Mi grave error fue hacer los primeros saludos tal y como los hacemos aquí en España, un choque de manos a los chicos y un beso a las chicas. Nada más lejos de lo correcto, el rechazo en ese mismo momento fue impactante.

No obstante no hay que tener miedo. Aquello ahora es una anécdota pues no sólo aprendí a conocer a la gente de una manera correcta sino que además hice l@s suficientes amig@s como para estar deseando ahora mismo abandonar mi país (y despedirme de l@s buen@s amig@s que también tengo aquí). No significa ello que no me guste España sino que de alguna manera he encontrado mi felicidad (yo sólo) y como yo, todos lo pueden hacer del mismo modo.

Tod@s buscamos la felicidad. Y cuando digo tod@s es tod@s sin excepción alguna. Lo que pasa es que no tod@s vemos las mismas cosas ni tod@s las vivimos de la misma manera pero tod@s queremos ser felices.

Os invito a que probéis a vivir mi experiencia pero cada uno en su país de acogida, ya sea Finlandia, Estonia, China o Paraguay. (O el que sea). Os hará crecer por dentro y os daréis cuenta de que la verdad, esa verdad que estáis buscando, no existe.

Allí también encontré gente con la que nunca me llevaría bien del todo, pero gente así la hay en todos los lados. Lo que sí extraí de aquella experiencia es que tod@s somos iguales pese a demostrar nuestro afecto de un modo u otro distinto. En este planeta hay gente cariñosa. Búsquenla y cuando la encuentren no la abandonen, pero háganlo desde el amor propio. Ni dios, ni la iglesia, ni las instituciones, ni nadie van a conseguir que vosotr@s os queráis a vosotr@s mismos, sólo vosotr@s. Quererse es pues el primer paso para la felicidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: